Duquesa es una gatita que casi se cree un perro. Busca en todo momento contacto con las personas, ronronea a la mínima y solo quiere jugar ¡Sin sacar ni una uña!

Apareció en Trescasas junto con su hermano y casi los atropellan el bus escolar y el de línea. Unos niños con buen corazón los recogieron y los trajeron a la clínica, no pude decir que no a esas monadas que sólo saben ronronear.

Duquesa tiene un pelaje cálico tricolor, con cada una de las mitades de la cara de un color distinto y la naricita empolvada en blanco. Toda una señorita vestida para un baile de mascaras.

Duquesa