Blanca es una preciosa hembra de unos 2 años de edad cruce de Labrador con Mastín.

Fue maltratada y ahora busca una segunda oportunidad en un hogar que sepa darle todo el cariño del mundo, su casa de acogida ha conseguido quitarla los miedos que tenía hacia el ser humano. Es una perrita muy agradecida que sabe dar cariño a aquellos que la ayudan.

Es buena con niños y con otros perros.