LEISHMANISIS CANINA

publicado en: Enfermedades, Parásitos, Uncategorized | 0

Leishmaniasis Canina

Se conoce con el nombre de leishmaniasis a un grupo de enfermedades, casi todas de carácter zoonótico ( que se pueden transmitir al hombre), producidas por un parásito del género Leishmania que se transmite a través de la picadura de un flebotomo.

Actualmente se distinguen dos tipos de leishmanasis:

a.- Leishmanisis Visceral: sin tratamiento es mortal
b.- Leishmanisis Tegumentaria: en ocasiones se cura de forma espontánea y provoca una serie de lesiones el las mucosas y piel.

EL FLEBOTOMO

¿Quién es el implicado en la transmisión?
Nuestro enemigo el Flebotomo, son unos insectos de actividad principalmente nocturna. Se caracterizan por su cuerpo cubierto de pelo y la posición de las alas cuando están posados.
Este insecto se alimenta principalmente de fuentes de azúcar pero las hembras requieren la ingesta de sangre para poder terminar la maduración de los huevos. Antes de iniciar la ingesta de sangre segregan un poco de su saliva que tiene un pequeño factor anticuagulante para que se vea así facilitada la alimentación de la hembra.

SIGNOS CLÍNICOS

¿Qué es lo que vamos a observar en nuestras mascotas?
Los signos clínicos son muy variados pero los más frecuentes son:

  • Lesiones en la piel (no pruriginosas, simétricas y crónicas)
  • Pérdida de peso y apetito
  • Linfadenopatia localizada o generalizada
  • Lesiones oculares
  • Epistaxis
  • Claudicación (cojeras intermitentes)
  • Anemia
  • Fallo Renal
  • Diarrea

 

 

 

DIAGNÓSTICO

Los métodos de diagnóstico más utilizados son:

1.- Parasitologico: consiste en la observación del parásito en una tinción de muestras obtenidas de médula ósea o aspirado de ganglios linfáticos.

2.- Serológico: consiste en la detección de los anticuerpos que el animal ha generado frente al parásito. Hay muchas técnicas diferentes descritas, ELISA, IFI, fijacion del complemente, etc.

3.- Molecular: PCR consiste en la detección del ADN del parásito.

4.- Kits Rápidos: usan técnicas inmunocromatograficas para detectar los anticuerpos de Leishmania en Sangre del animal. son muy útiles en la clínica habitual para hacer un diagnóstico rápido o para descartar la enfermedad.

PREVENCIÓN

Actualmente no existe una cura para la enfermedad y el animal va a quedar infectado durante toda su vida. Sin embargo con un buen tratamiento el animal puede vivir muchos años sin tener problemas.

Para evitar que nuestros animales sean infectados, la prevención es nuestra mejor defensa y podemos optar por varias opciones:

a.- Vacunación: en la actualidad existen 2 vacunas en el mercado que disminuye la tasa de contagio de la enfermedad en hasta un 72%. Considerando que es un parásito es un porcentaje muy alto y es una opción a valorar si se va a estar en zonas endémicas de enfermedad.

b.- Leispro: es un jarabe cuyo cometido es aumentar el sistema inmune de nuestra mascota para conseguir que el animal sea capaz de vencer la enfermedad en el caso de contagio por la forma visceral

c.- Pipetas: el uso de pipetas que tengan efecto repelente frente al flebotomo. En el mercado existen una gran variedad y tiene duranción de 1 mes desde su aplicación.

d.- Collares: En el mercado existen una gran variedad peor no todos son efectivos frente al flebotomo. Los veterinarios le recomendarán el mas adecuado a su situación.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *