La vida de algunos animales no empieza de la mejor manera posible, pero hay gente con un corazón enorme que decide hacerles un hueco en su vida para que esa historia de principio triste acabe con un final feliz. Estos son los perros y gatos que han pasado por Dylan y han encontrado un nuevo hogar donde disfrutar de todas las cosas buenas que su nueva familia de dos patas les ofrece.